Archivo del sitio

Valorando el traspaso: OKC se debilita con la marcha de Harden

By NasiMZG

El segundo traspaso más mediático de toda la offseason llegó anoche por la madrugada cuando James Harden fue traspasado a Houston Rockets. En este mini-artículo analizaremos quién gana y quién pierde en este traspaso que ha alterado en parte el equilibrio de poder en la Conferencia Oeste:

Houston Rockets

El equipo tejano ha realizado un movimiento brillante, quitándose de encima la losa que suponía el contrato de Kevin Martin y fichando al tercer mejor escolta de la NBA, una superestrella en desarrollo. También han traspasado al escolta rookie Jeremy Lamb, por lo que no sabremos si fue acertado del todo o no hasta que no lo veamos jugar en breve. Sin embargo, han adquirido a un escolta anotador muy completo como es Harden, con una capacidad de penetración excelente y un tiro de tres muy bueno, ya que sus porcentajes de la temporada pasada estuvieron casi al 40%, lo que indica que es un gran tirador. Además, es un pasador brillante con una visión de juego de base, por lo que ayudará mucho a suplir la gran carencia de Jeremy Lin, la otra estrella de Houston, que es la escasa capacidad de “playmaking” que tiene aún.

Además, se han hecho con un pívot suplente decente de 7’0 (2.13) como Cole Aldrich por lo que será un sustituto perfecto de Omer Asik, un escolta especialista en triples como Daquean Cook (ganador del concurso de triples  en 2009) y a otro escolta de corte físico como Hayward. Entregan dos jugadores y varias rondas del draft (no son de lotería) y reciben a una auténtica estrella y dos role players bastante útiles. Kevin Martin, a pesar de ser un anotador puro, nunca ha sido un jugador de nivel All-Star ya que ha tenido y tiene un historial de lesiones muy negativo, aparte de que se trata de un jugador llamado “shoot first“, es decir, lo que coloquialmente se conoce en España como “chupón”, que crea poco o ningún juego para su equipo y que sólo está pendiente de sus stats particulares.

Valoración para Rockets: A+

Oklahoma City Thunder

En un arrebato de codicia y pánico por no querer pagar las tasas de lujo por pasarse del límite salarial, los Thunder se han desprendido de Harden de la forma más rápida que han podido. Con la baja del jugador barbudo, OKC no sólo pierde anotación y creación de juego, pierde al Sexto Hombre del año 2012 por lo que su banquillo ha perdido muchísima potencia, profundidad y empuje, algo que los años anteriores siempre fue al contrario. Mientras que Westbrook es un escolta anotador con poca vocación de base puro aunque juegue de 1, Durant es un anotador de élite, por lo que gran parte del flujo ofensivo de este equipo lo llevaba Harden, por lo tanto será una pérdida más importante por su capacidad de playmaking que por la gran anotación que promediaba. Han perdido un jugador muy completo que va a ser muy difícil reemplazar y también la profundidad que antes caracterizaba al banquillo y a la plantilla de OKC.

Lo mejor quizás que han hecho es que consiguen a un rookie con muy buena pinta como es Lamb, pero nunca se sabe cómo te puede salir un debutante en la liga, porque casos de “busts” (fracasos) hay a la orden del día. Martin, como todos sabemos, es un escolta con un tiro decente y unas condiciones físicas aún privilegiadas, a pesar de su edad (cumple 30 el año que viene) pero dudo que encaje en OKC porque demanda demasiado el balón para ser efectivo, algo que ni Durant ni Westbrook van a tolerar, ya que ellos son los que absorben el 80% de los tiros y posesiones de su equipo. Este movimiento sólo se entiende como una medida económica radical de evitar caer en la llamada luxury tax (que te obliga a pagar millonadas por cada dólar que te sobrepases del límite) y también en una estratagema de “mejor algo que nada”, ya que se jugaban que Harden se fuera gratis en el verano del año que viene.

Valoración para Thunder: C-

Anuncios

James Harden es traspasado a Houston Rockets

 

Los OKC Thunder acaban de traspasar a James Harden, Daequan Cook, Cole Aldrich y Lazar Hayward por Kevin Martin, Jeremy Lamb y futuras rondas del draft de los Houston Rockets.

Este traspaso ha sido llevado a cabo horas después del rechazo del jugador “barbudo” a la oferta de renovación por parte de la franquicia de Oklahoma.

En el equipo tejano, el gran escolta olímpico tendrá la oportunidad de ser una gran estrella y titular al lado del base de origen taiwanés Jeremy Lin.

Fuente: NBA.COM

Crónica y análisis NBA Finals 2012

¿Por qué han ganado los Heat?

Muy simple, eran el mejor equipo de la liga. Lo llevo diciendo desde diciembre de 2011 y el tiempo me ha dado la razón. LeBron James ha madurado bastante y este año hemos asistido a la coronación del #6 como el mejor jugador de la NBA, por encima de Durant, al que le ha vencido en un duelo épico. No han podido frenar a King James que ha promediado casi un triple doble (29-10-8) demostrando que es el jugador más dominante del planeta con un físico nunca visto. Por su parte el capitán Wade ha sabido convertirse en la segunda opción de forma eficiente y ha rayado a un nivel estupendo, haciendo lo que mejor sabe hacer: anotar en la pintura con rapidísimas penetraciones y defendiendo al máximo nivel. Bosh, el que también se ha estrenado como campeón, ha ido de menos a más y se ha impuesto en la zona defendiendo como nunca antes lo hemos visto, reboteando mucho (10 de media) y anotando con fluidez tanto dentro como fuera de la bombilla.

A pesar de las geniales actuaciones del Big Three, la verdadera clave de esta final ha estado en los hombres de reserva, en los llamados role players, los jugadores de segundo nivel como Mike Miller, Shane Battier o Mario Chalmers, que con su impresionante efectividad en el tiro a distancia y su gran defensa de equipo han empujado a los Heat a ganar esta final en 5 partidos, mucho más fácil de lo que todos esperábamos, ya que el favorito recuerden era Oklahoma City Thunder, que fue el equipo que 10 de 14 especialistas norteamericanos de la ESPN, ABC y TNT eligieron como ganador en las predicciones de las Finales. Estos jugadores secundarios han sabido abrir la pista para las penetraciones de LeBron y Wade ya que se han mostrado letales en el triple, castigando a OKC cada vez que concentraban más jugadores en la zona para frenar los torbellinos de estas dos superestrellas.

El entrenador de Miami Heat, Erik Spoelstra, que ha sido criticado en infinidad de ocasiones, ha demostrado su valía con unas rotaciones excelentes, dejando siempre en pista a uno del Big Three y haciendo los cambios en los momentos que más lo necesitaba su equipo según como fuera en el marcador. No obstante, la derrota del año pasado ante los Mavericks sin duda han hecho que los Heat hayan sido el equipo más hambriento, más agresivo, más necesitado y más combativo en los cinco partidos de la serie final. Otro fracaso más ya sería inconcebible para LeBron James, que sabía que tenía todo su legado en juego en estas dos semanas. Sin duda, ha respondido a la llamada, se ha redimido y por fin ha callado a todos sus críticos a los que se han quedado ya sin fundamentos.

¿Por qué no han ganado los Thunder?

Bien simple es la respuesta: no estaban preparados aún. La experiencia a veces es algo imprescindible para poder ganar un anillo y se ha vuelto a reflejar en esta serie: OKC ha perdido tres partidos por menos de 6 puntos. Otro factor clave ha sido la inexistente anotación al poste bajo, algo que se ha convertido en una premisa casi imperial en los últimos 15 años ya que sólo dos equipos han ganado un anillo sin un jugador dominante  en la zona de ataque (los Bulls de Jordan y los Pistons de Billups, Hamilton, Prince, etc). Además, Brooks ha sido totalmente derrotado por su homólogo Spoelstra ya que se ha empeñado en darle muchísimos minutos a Perkins, jugador que lleva lesionado y jugando inflitrado en media postemporada, en detrimento de Serge Ibaka que era la muralla defensiva del equipo. Con Ibaka jugando tan poco (26 minutos de media) los Thunder han recibido más de 100 puntos en 3 partidos, algo impensable en unas Finales de la NBA.

Por otra parte, Harden ha demostrado que es un jugador que está bastante sobrevalorado y que es un jugador de rachas y con demasiado respeto por parte de los árbitros. Apenas ha promediado 12 puntos en 37% en tiros cuando promediaba casi 20 en la liga regular con 40% en triples (30% en la serie final). Westbrook también ha estado mal, salvando su partido histórico de 20 canastas en 32 intentos en el Game 4: como buen base escolta puro que es, se ha dedicado exclusivamente a anotar y eso ha pasado factura al resto de sus compañeros, ya que ha estado muy irregular en el tiro y muy propenso a perder el balón y a provocar cargas en ataque. El banquillo también ha sido de pena, aunque Derek Fisher ha sido lo único positivo ya que ha dado la cara y ha anotado con regularidad como gran veterano que es.

Finalmente, sólo tengo palabras de elogio y admiración por Kevin Durant, el que ha hecho una serie increíble con unos promedios exquisitos de 30 puntazos en un 54% en tiros de campo! Bestial. Es una pena que Westbrook y Harden no hayan estado al nivel que se esperaba de ellos, porque Durantula ha estado fantástico y ha demostrado que será en breve el mejor jugador del mundo ya que la clase y el talento que derrocha no lo tiene nadie ahora mismo.

by @NasiMZG